PDFa ikusi
[935 Kb]
Erreferentzia: 18748
Data: 1936-10-26
Dokumentu mota: Prentsa
Euskarri mota: Artxibo digitala
Hizkuntza: Gaztelania
Iturria: Ion Urrestarazu Parada
Ezaugarriak: "Bendición de la bandera de la Falange Española de Pasajes-Alza. Se verificó ayer con gran solemnidad en la iglesia de San Fermín, revistiendo el acto extraordinaria brillantez. Patriótica alocución del virtuoso coadjutor de la parroquia de San Pedro don Mateo Alberdi. Reposición del Crucifijo en las Escuelas de Viteri y hermoso desfile entre vítores y aclamaciones" / Unidad, 7. or.
Oharrak: "Fué un día de verdadera trascendencia el de ayer para las localidades de Pasajes y Alza, donde dos centenares de falangistas, los primeros que han sabido sacudir el yugo vergonzoso del marxismo para abrazar otra ya, más digno y más honroso, y, sobre todo, más humano que es el de la Falange Española que con las cinco flechas del haz forman la enseña de nuestras reivindicaciones sociales y religiosas juntamente con los ideales patrióticos y anhelos de una España grande, de una España libre y de una España regenerada. Así concibe la Falange Española de las J. O. N. S. toda su gigantesca actuación a la que da vida la sangre de millares de gloriosos mártires que la han ofrendado generosamente confesando con heroico valor sus ideales contra los que se han estrellado las más violentas embestidas de las hordas marxistas y la saña criminal de sus cobardes persecuciones y abominables desmanes y asesinatos. ¡Gloria a Falange Española que cual Ave Fénix hará resurgir de entre sus cenizas a una España digna y vigorosa ante la que se sentirán orgullosas las nuevas generaciones! SOLEMNE MISA MAYOR A las diez de la mañana, en la iglesia de San Fermín de Pasajes Ancho se celebró una solemne misa mayor la que asistieron el Ayuntamiento en pleno de Pasajes, con su alcalde don José Manuel Elizalde, el Ayuntamiento en pleno de Alza con su alcalde don Victoriano Roqueta , alcalde de la vecina villa de Rentería don Carmelo Recalde, comandante militar de Pasajes don Eduardo Ruiz de Arcaute, el comandante militar de Rentería, señor Sánchez Molina, el jefe de las milicias voluntarias de Falange de San Sebastián camarada Meller, jefe de los servicios de Policía y Vigilancia camarada Rincón, subjefe de la Policía camarada Fernández Ardura, jefe de la Oficina de Policía camarada Gutiérrez, secciones femeninas de la Falange Española de San Sebastián, Rentería y Pasajes, sección de Margaritas de Rentería, una sección de milicias voluntarias de la Falange de Pasajes y Alza, cuya bandera iba a ser bendecida, Requetés de Rentería y Pasajes, el jefe local de la Falange Española de Oyarzun camarada Beiner, niños y niñas de las escuelas públicas de Pasajes con sus profesores, portando los niños banderitas con los colores nacionales, secciones de fuerzas de la Guardia civil y de la Marina española y numeroso público, ofreciendo el templo, profusamente iluminado, aspecto imponente y deslumbrador. Se cantó la misa de Perosi magistralmente por la Schola Cantorum de Pasajes de San Pedro, actuando de celebrante el virtuoso sacerdote don Miguel Olaciregui, asistido por don Mateo Alberdi, coadjutor de la parroquia de San Pedro, y otro dignísimo sacerdote donostiarra, cuyo nombre lamentamos no recordar en estos momentos. BENDICION DE LA BANDERA Y PATRIOTICA ALOCUCION Terminada la misa se procedió a la bendición de la preciosa bandera de la Falange Española de Pasajes y de Alza, actuando de madrina de la misma la bondadosa y españolísima señora doña Mercedes Roza y Sors, esposa del dignísimo y prestigioso comandante militar de Pasajes, don Eduardo Ruiz de Arcaute, a la que se obsequió con un hermosísimo ramo de flores naturales. Bendijo la bandera el virtuoso coadjutor de la parroquia de Pasajes de San Pedro, don Mateo Alberdi, quien a continuación pronunció una vibrante y patriótica alocución, versando acerca de los deberes para con la Patria que consisten en pensar en ella y preocuparse por ella. Dijo que el mayor mal que se ha hecho consiste en no habernos preocupado de nuestras cosas, de las glorias nacionales, que es preciso conocerlas para ensalzarlas. El sacrificio, añadió, es necesario si queremos hacer una España grande y si queremos realizar nuestro programa de regeneración por la Patria. Hemos de trabajar y morir por España, pero no solo en los campos de batalla, que es un anhelo grande y digno, sino también en nuestras constantes actividades, es decir, debemos anular nuestra personalidad por el engrandecimiento de España, anulación de la personalidad propia por la Patria, que también es una muerte digna en aras de nuestros ideales patrióticos. habló luego el señor Alberdi de los deberes religiosos que son superiores a los de la Patria. Estos deberes son los que nos impone Dios y la Iglesia en todas nuestras actividades y en nuestra conducta personal. Dedica frases de encendido entusiasmo a la Falange Española, diciendo que es un error el sostener que la Falange prescinde en sus actos de la Religión, y después de recordar con palabras de sincero elogio la figura patriótica de José Antonio Primo de Rivera, alma y vida de la Falange Española, afirma que sus enemigos interpretan torcidamente sus palabras, que las aclara diciendo que si bien es cierto que en el orden económico prescinde de derechas e izquierdas para realizar su programa social, en materia religiosas es seguidor de la tradición española, católica y patriótica. Dirige un ruego a los jefes de todas las organizaciones que con tanto entusiasmo laboran por el engrandecimiento de la Patria Española, ruego que consiste en que hagan cumplir a todos sus afiliados los deberes que acaba de exponer y que no admitan en su seno gentes sectarias, irreligiosas y frívolas, desplegando una campaña sin cuartel contra los blasfemos, pues la blasfemia es una plaga que debe ser extirpada de raíz. Termina diciendo que la frivolidad debe ser desterrada, pues no son tiempos de exhibiciones, sino de sacrificios. REPOSICION DEL CRUCIFIJO EN LAS ESCUELAS Después de la ceremonia religiosa, las fuerzas de las milicias voluntarias de la Falange, Requetés, Guardia civil, Marina, secciones femeninas de la Falange, Margaritas, Flechas y Pelayos, desfilaron por la calle de San Sebastián en medio del volteo de campanas y aclamaciones entusiastas del público, dirigiéndose las autoridades a las Escuelas de Viteri, donde tuvo lugar el conmovedor acto de la reposición del Crucifijo en las Escuelas públicas de la localidad. El acto resultó sencillamente magnífico, cantándose algunos himnos alusivos al acto por los pequeños escolares y recitándose tiernas y delicadas poesías, verificándose a continuación la colocación del Crucifijo en el sitial de honor, del que por la impiedad e irreligiosidad de las autoridades laicas fué retirado hace algunos años. Don Gelasio Aramburu, virtuoso sacerdote y celoso maestro director de la Schola Cantorum de Pasajes Ancho, pronunció un breve discurso diciendo que ya desde aquel momento Cristo presidirá las labores de la enseñanza, que será por lo tanto más eficaz y provechosa para el niño que ha de aprender del Maestro el espíritu de sacrificio que en todas sus manifestaciones puso de manifiesto en bien de la Humanidad. BRILLANTE DESFILE Y BANQUETE A continuación tuvo lugar un brillantísimo desfile, situándose las autoridades frente a la iglesia de San Fermín, yendo a la cabeza de las fuerzas las milicias voluntarias de la Falange de Pasajes y Alza con su nueva bandera, seguidas de las demás, ejecutando la banda de música de Pasajes los Himnos de la Falange, Oriamendi y el de los Legionarios. El numeroso público aplaudió con entusiasmo a los Falangistas, Requetés y a las fuerzas del Ejército Nacional, vitoreándolas y dándose vivas a España, al Ejército, a la Falange Española, al Requeté, a Navarra, a Guipúzcoa y a los gloriosos generales Franco y Mola. Luego en el local de los Requetés de Pasajes Ancho tuvo lugar el banquete organizado por la Falange Española de Pasajes y de Alza con motivo de la bendición de la bandera, reuniéndose unos doscientos cincuenta comensales, con asistencia de las autoridades, pronunciándose al final brindis patrióticos. PARTIDO DE PELOTA SUSPENDIDO Debido al mal tiempo, que por cierto no impidió que se verificase el desfile con toda brillantez, se suspendió el partido de pelota anunciado y en el que iban a contender destacados pelotaris de la localidad."
Sortak: Unidad 1936-1940
 
Iruzkinak / Zuzenketak
es | eu
PDFa ikusi
[935 Kb]
Erreferentzia: 18748
Data: 1936-10-26
Dokumentu mota: Prentsa
Euskarri mota: Artxibo digitala
Hizkuntza: Gaztelania
Iturria: Ion Urrestarazu Parada
Ezaugarriak: "Bendición de la bandera de la Falange Española de Pasajes-Alza. Se verificó ayer con gran solemnidad en la iglesia de San Fermín, revistiendo el acto extraordinaria brillantez. Patriótica alocución del virtuoso coadjutor de la parroquia de San Pedro don Mateo Alberdi. Reposición del Crucifijo en las Escuelas de Viteri y hermoso desfile entre vítores y aclamaciones" / Unidad, 7. or.
Oharrak: "Fué un día de verdadera trascendencia el de ayer para las localidades de Pasajes y Alza, donde dos centenares de falangistas, los primeros que han sabido sacudir el yugo vergonzoso del marxismo para abrazar otra ya, más digno y más honroso, y, sobre todo, más humano que es el de la Falange Española que con las cinco flechas del haz forman la enseña de nuestras reivindicaciones sociales y religiosas juntamente con los ideales patrióticos y anhelos de una España grande, de una España libre y de una España regenerada. Así concibe la Falange Española de las J. O. N. S. toda su gigantesca actuación a la que da vida la sangre de millares de gloriosos mártires que la han ofrendado generosamente confesando con heroico valor sus ideales contra los que se han estrellado las más violentas embestidas de las hordas marxistas y la saña criminal de sus cobardes persecuciones y abominables desmanes y asesinatos. ¡Gloria a Falange Española que cual Ave Fénix hará resurgir de entre sus cenizas a una España digna y vigorosa ante la que se sentirán orgullosas las nuevas generaciones! SOLEMNE MISA MAYOR A las diez de la mañana, en la iglesia de San Fermín de Pasajes Ancho se celebró una solemne misa mayor la que asistieron el Ayuntamiento en pleno de Pasajes, con su alcalde don José Manuel Elizalde, el Ayuntamiento en pleno de Alza con su alcalde don Victoriano Roqueta , alcalde de la vecina villa de Rentería don Carmelo Recalde, comandante militar de Pasajes don Eduardo Ruiz de Arcaute, el comandante militar de Rentería, señor Sánchez Molina, el jefe de las milicias voluntarias de Falange de San Sebastián camarada Meller, jefe de los servicios de Policía y Vigilancia camarada Rincón, subjefe de la Policía camarada Fernández Ardura, jefe de la Oficina de Policía camarada Gutiérrez, secciones femeninas de la Falange Española de San Sebastián, Rentería y Pasajes, sección de Margaritas de Rentería, una sección de milicias voluntarias de la Falange de Pasajes y Alza, cuya bandera iba a ser bendecida, Requetés de Rentería y Pasajes, el jefe local de la Falange Española de Oyarzun camarada Beiner, niños y niñas de las escuelas públicas de Pasajes con sus profesores, portando los niños banderitas con los colores nacionales, secciones de fuerzas de la Guardia civil y de la Marina española y numeroso público, ofreciendo el templo, profusamente iluminado, aspecto imponente y deslumbrador. Se cantó la misa de Perosi magistralmente por la Schola Cantorum de Pasajes de San Pedro, actuando de celebrante el virtuoso sacerdote don Miguel Olaciregui, asistido por don Mateo Alberdi, coadjutor de la parroquia de San Pedro, y otro dignísimo sacerdote donostiarra, cuyo nombre lamentamos no recordar en estos momentos. BENDICION DE LA BANDERA Y PATRIOTICA ALOCUCION Terminada la misa se procedió a la bendición de la preciosa bandera de la Falange Española de Pasajes y de Alza, actuando de madrina de la misma la bondadosa y españolísima señora doña Mercedes Roza y Sors, esposa del dignísimo y prestigioso comandante militar de Pasajes, don Eduardo Ruiz de Arcaute, a la que se obsequió con un hermosísimo ramo de flores naturales. Bendijo la bandera el virtuoso coadjutor de la parroquia de Pasajes de San Pedro, don Mateo Alberdi, quien a continuación pronunció una vibrante y patriótica alocución, versando acerca de los deberes para con la Patria que consisten en pensar en ella y preocuparse por ella. Dijo que el mayor mal que se ha hecho consiste en no habernos preocupado de nuestras cosas, de las glorias nacionales, que es preciso conocerlas para ensalzarlas. El sacrificio, añadió, es necesario si queremos hacer una España grande y si queremos realizar nuestro programa de regeneración por la Patria. Hemos de trabajar y morir por España, pero no solo en los campos de batalla, que es un anhelo grande y digno, sino también en nuestras constantes actividades, es decir, debemos anular nuestra personalidad por el engrandecimiento de España, anulación de la personalidad propia por la Patria, que también es una muerte digna en aras de nuestros ideales patrióticos. habló luego el señor Alberdi de los deberes religiosos que son superiores a los de la Patria. Estos deberes son los que nos impone Dios y la Iglesia en todas nuestras actividades y en nuestra conducta personal. Dedica frases de encendido entusiasmo a la Falange Española, diciendo que es un error el sostener que la Falange prescinde en sus actos de la Religión, y después de recordar con palabras de sincero elogio la figura patriótica de José Antonio Primo de Rivera, alma y vida de la Falange Española, afirma que sus enemigos interpretan torcidamente sus palabras, que las aclara diciendo que si bien es cierto que en el orden económico prescinde de derechas e izquierdas para realizar su programa social, en materia religiosas es seguidor de la tradición española, católica y patriótica. Dirige un ruego a los jefes de todas las organizaciones que con tanto entusiasmo laboran por el engrandecimiento de la Patria Española, ruego que consiste en que hagan cumplir a todos sus afiliados los deberes que acaba de exponer y que no admitan en su seno gentes sectarias, irreligiosas y frívolas, desplegando una campaña sin cuartel contra los blasfemos, pues la blasfemia es una plaga que debe ser extirpada de raíz. Termina diciendo que la frivolidad debe ser desterrada, pues no son tiempos de exhibiciones, sino de sacrificios. REPOSICION DEL CRUCIFIJO EN LAS ESCUELAS Después de la ceremonia religiosa, las fuerzas de las milicias voluntarias de la Falange, Requetés, Guardia civil, Marina, secciones femeninas de la Falange, Margaritas, Flechas y Pelayos, desfilaron por la calle de San Sebastián en medio del volteo de campanas y aclamaciones entusiastas del público, dirigiéndose las autoridades a las Escuelas de Viteri, donde tuvo lugar el conmovedor acto de la reposición del Crucifijo en las Escuelas públicas de la localidad. El acto resultó sencillamente magnífico, cantándose algunos himnos alusivos al acto por los pequeños escolares y recitándose tiernas y delicadas poesías, verificándose a continuación la colocación del Crucifijo en el sitial de honor, del que por la impiedad e irreligiosidad de las autoridades laicas fué retirado hace algunos años. Don Gelasio Aramburu, virtuoso sacerdote y celoso maestro director de la Schola Cantorum de Pasajes Ancho, pronunció un breve discurso diciendo que ya desde aquel momento Cristo presidirá las labores de la enseñanza, que será por lo tanto más eficaz y provechosa para el niño que ha de aprender del Maestro el espíritu de sacrificio que en todas sus manifestaciones puso de manifiesto en bien de la Humanidad. BRILLANTE DESFILE Y BANQUETE A continuación tuvo lugar un brillantísimo desfile, situándose las autoridades frente a la iglesia de San Fermín, yendo a la cabeza de las fuerzas las milicias voluntarias de la Falange de Pasajes y Alza con su nueva bandera, seguidas de las demás, ejecutando la banda de música de Pasajes los Himnos de la Falange, Oriamendi y el de los Legionarios. El numeroso público aplaudió con entusiasmo a los Falangistas, Requetés y a las fuerzas del Ejército Nacional, vitoreándolas y dándose vivas a España, al Ejército, a la Falange Española, al Requeté, a Navarra, a Guipúzcoa y a los gloriosos generales Franco y Mola. Luego en el local de los Requetés de Pasajes Ancho tuvo lugar el banquete organizado por la Falange Española de Pasajes y de Alza con motivo de la bendición de la bandera, reuniéndose unos doscientos cincuenta comensales, con asistencia de las autoridades, pronunciándose al final brindis patrióticos. PARTIDO DE PELOTA SUSPENDIDO Debido al mal tiempo, que por cierto no impidió que se verificase el desfile con toda brillantez, se suspendió el partido de pelota anunciado y en el que iban a contender destacados pelotaris de la localidad."
Sortak: Unidad 1936-1940
 
Iruzkinak / Zuzenketak

aurkezpena





Hauxe da proiektua...
(Italo Calvino)


Altzako
Historia Mintegia


kontaktua


Creative Commons Lizentzia