PDFa ikusi
[153 Kb]
Erreferentzia: 18156
Data: 1937-01-17
Dokumentu mota: Prentsa
Euskarri mota: Artxibo digitala
Hizkuntza: Gaztelania
Iturria: Ion Urrestarazu Parada
Ezaugarriak: "Esta tarde se reúne la asamblea de alcaldes convocada por el gobernador" / El Diario Vasco, 2. or.
Oharrak: Alkateen batzarra. "En el Paraninfo del instituto ASAMBLEA DE ALCALDES El gobernador, en detenido y elocuente discurso, les expone las normas de conducta--Breve intervención de los alcaldes de Tolosa y San Sebastián. A las cuatro de la tarde y con asistencia de todos los Alcaldes y los Secretarios de la Provincia, y de los de Ondárroa, excepto cuatro Alcaldes que se excusaron por enfermedad haciéndose representar por los Secretarios, se celebró la Asamblea Municipal convocada por el Sr. Gobernador Civil y presidida por éste. Dirigió la palabra a los reunidos el Sr. Gobernador durante una hora exponiéndoles las normas de conducta a seguir en cooperación con el glorioso Ejército libertador al que debe España entera su salvación. Los nacionalistas, les dijo, han hecho lo posible por hundir a este noble país vascongado y lo hubieran hundido si el glorioso General Franco con su intervención providencial no hubiera acudido en su socorro. Lo menos que podemos hacer nosotros añadió, en la retaguardia es cooperar fervorosamente y con la mayor lealtad a esta empresa que nuestros bravos combatientes mantienen en el frente. En párrafos de enardecido patriotismo, marcó a los Alcaldes el rumbo a seguir con el pensamiento puesto siempre en España, madre de Guipúzcoa y cuyas glorias son inseparables. A los Alcaldes que no se sientan con decisión para llevar la obra depuradora les invi[t]ó a apartarse de sus cargos voluntariamente, bien entendido que el que el día de mañana siga al frente de un Ayuntamiento es porque ha de ser leal a España, debiendo entenderse una posible tibieza de conducta como verdadera traición a los soldados que mueren en el frente. Después pasó a tratar de los problemas de beneficencia, subsidios a voluntarios combatientes, paro obrero, colocación obrera y obras a realizar con ese fin, llamando la atención a los Alcaldes sobre la trascendencia de las disposiciones dictadas por el Gobierno del Estado y por Decretos del Generalísimo que siente no una preocupación sino verdadera obsesión porque a ningún obrero le falte le pan, ni en ningún hogar falte lumbre, a cuyo efecto ha dictado órdenes oportunísimas que todos debemos obedecer sobre la marcha, dedicando nuestros máximos esfuerzos a la solución de esos problemas que el Estado ha de resolver plenamente y con tal responsabilidad. En cuestión de trabajo excitó el celo de los Alcaldes para que vigilen el cumplimiento de la Legislación Laboral denunciando implacablemente las infracciones. Dió instrucciones respecto a la política de abastos señalando la necesidad de que aparezcan los precios de los diversos artículos en carteles colocados en los comercios, y prestando la mayor vigilancia para que no se alteren los mismos, denunciando al efecto las infracciones a la Junta de Abastos Provincial. Seguidamente se refiere a las instrucciones sobre carteles antinacionalistas en las Escuelas, fomento de la "cruzada contra el frío", propagando su sello, problemas de sanidad, plato único, colgaduras y enseñas, etc. Distribuyó a todos un guión con instrucciones concretas sobre todos y cada uno de los temas objeto de la Asamblea, y un después de estudiados por los Alcaldes y Secretarios, invitó a que expusieran las observaciones que creyeran oportunas. Varios Alcaldes hicieron preguntas al Sr. Gobernador Civil sobre diversos asuntos que fueron contestados, y cerciorado de que no podía caber ninguna duda en las instrucciones razonadas, volvió a hacer uso de la palabra brevemente pidiendo un amor exaltado a España, a la que vitoreó, puestos en pié, y al Generalísimo Franco. Los presentes aplaudieron al Sr. Gobernador Civil en varios momentos de su discurso y al final con una ovación verdaderamente entusiasta. Acto continuo cedió la palabra a los Alcaldes de Tolosa y San Sebastián, que en breve y elocuente intervención se sumaron fervorosamente a las iniciativas del Gobernador Civil, excitando a sus compañeros a una colaboración patriótica, siendo también muy aplaudidos. Como final uno de los Alcaldes propuso que se rezara una oración por las almas de los mártires de Bilbao, y puestos todos en pié, el Sr. Gobernador rezó un Padrenuestro, siendo contestado por todos; y se levantó la sesión."
Sortak: La Voz de España 1936-1940
El Diario Vasco 1936-1940
 
Iruzkinak / Zuzenketak